Locales

PIDE IMSS EXTREMAR MEDIDAS DE PREVENCIÓN ANTE INCREMENTO DE ENFERMEDADES RESPIRATORIAS

El especialista en Salud Pública del Instituto Mexicano del Seguro Social, Roberto Quiroz Sáenz, pidió a la población en general extremar las precauciones ante los vaivenes climatológicos que se registran en la región, los cuales ha dado como consecuencia un aumento en la demanda de servicios a causa de enfermedades respiratorias, principalmente.

Quiroz Sáenz, quien es el epidemiólogo en el Hospital General de Zona No. 6 en Ciudad Juárez del IMSS, dijo que en la última semana ha aumentado el número de pacientes en las áreas de urgencias hospitalarias debido a infecciones respiratorias agudas que afectan en mayor proporción a niños y a adultos mayores.

Lo atribuyó a las bajas temperaturas que azotaron la ciudad en los últimos días, a la humedad que priva en el ambiente por la reciente nevada y lluvias y por los cambios frecuentes que se están dando en el clima.

Aunque no se encuentran al cien por ciento de su ocupación, pero las áreas de Pediatría y de Medicina Interna registran más demanda de servicios, puntualizó el especialista.

Indicó que los padecimientos más frecuentes que se presentan son afecciones en las vías respiratorias altas como como amigdalitis, faringoamigdalitis, afecciones de bronquios, broquiolitis en niños y neumonías en todos los grupos de edad.

Aclaró que la gran mayoría de los casos son resueltos en el área de urgencias y en mínimo porcentaje requieren hospitalización.

Cuando deben quedarse internados son regularmente en adultos porque traen algún otro problema de salud, como es el caso de las personas que ya tienen enfermedades crónicas degenerativas y son atacados por una infección respiratoria, indicó Quiroz Sáenz.

Indicó que tan solo en el área de urgencias del HGZ 6 se atienden unos 25 a 30 casos diarios de personas que son presentadas con enfermedades respiratorias.

El especialista en salud pública insistió en que las infecciones respiratorias agudas son totalmente prevenibles mediante medidas como el abrigarse adecuadamente, evitar cambios bruscos de temperatura, lavado frecuente de manos, evitar acudir a lugares públicos cerrados donde se favorece el contagio y consumir muchos líquidos y frutas de temporada.

Las medidas de prevención deben extremarse en niños pequeños, en adultos mayores y en personas que tienen enfermedades crónicas degenerativas, quienes son más propensos a sufrir complicaciones que pueden conducir a una hospitalización e incluso al deceso, indicó.